Cómo hacer la maniobra de Heimlich

Presenciar un atragantamiento no es algo que todo el mundo quiera pasar en su vida, y mucho menos ser el protagonista del mismo, pero más vale estar prevenidos y saber cómo actuar en el caso de que nos pase o le pase a alguien cerca nuestro.

Maniobra de heimlich

El procedimiento básico consta de estos pasos:

– En primer lugar nos situaremos detrás de la persona atragantada, abrazándola por debajo de sus brazos.

– Acto seguido colocaremos el puño cerrado a unos 4 dedos por encima del ombligo.

– La otra mano la colocamos encima de esta.

– Se reclina al individuo hacia adelante y se efectúan las compresiones teniendo muy en cuenta hacer la presión centrada, no a los laterales del cuerpo.

Para una mayor cantidad de consejos os recomiendo que os paséis por el manual completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba